miércoles, 20 de agosto de 2014

Como polillas.



                                                                                                 

Tu andar, tu risa, tu forma de decir
campan por los pasillos. Se han adueñado 
de la casa. Revolotean como polillas
por todos lados. Imposible  matarlas.

Tu susurrar las cosas, parecido al viento,
está pegado a mi, me acaricia la oreja.
Cómo deshacer esta corriente de ti
que fluye por mis poros. Imposible.

En este lado de frontera, imagino tu infierno
y quisiera atravesar esta cortina de silencio
que vela tu presencia para caminar juntos,
sin miedo a nada,  abrazados a Utopía.

Estas tan en mí, que nada me consuela.
Ninguna imagen, nada, nadie es comparable 
a ti. Por eso espero tu voz, una palabra 
que rompa esta pesadumbre de no saberte.

Tu mirar, tu caricia, tu forma de vivir
me tienen atrapado. Ardes en mi interior,
sin consumirte. Lo quiero así, huella
indeleble. Imposible borrarte de mi ser.



Publicar un comentario

MIS VISITAS AL MUNDO

MIS VISITAS AL MUNDO
Tiene Lisboa sonidos de agosto