martes, 12 de agosto de 2014

Tu silencio son palabras.

                                                               

                                                                    




En este otoño prematuro que me mata,
tu ausencia me arroja a un sin vivir
que decolora lo que miro y me empuja
al fondo de mi sombra.

Quiero desterrar  absurdos pensamientos
que me atan al frágil hilo de las nubes.
Me pongo una mordaza para no vomitar
las palabras que no puedo decirte.

Me faltas tú abriendo puertas, deshaciendo
pesadillas, calmando el deseo del alma.
Vuelve, para arrancar de mis  ojos la miseria
que me impide soñar con otros mundos.

En este infierno de la ausencia descubro 
que tu silencio son palabras, un mensaje 
que me ruega  esperar el momento oportuno 
para seguir en el verso de una vida al revés.
Publicar un comentario

MIS VISITAS AL MUNDO

MIS VISITAS AL MUNDO
Tiene Lisboa sonidos de agosto